casa escuela

Y si te arriesgas a llevar a tu hijo a una escuela “diferente”

FFF

De hace un tiempo para acá me he hecho las siguientes preguntas:

¿Es posible la educación alternativa? ¿La metodología por proyectos es una buena estrategia? ¿Cómo orientar otras temáticas en el aula? ¿Cómo promover la participación de los padres en la educación de sus hijos?

Ayer tuve una bonita experiencia que quiero compartirles, y demuestra que evitar los monstruos invisibles  está en nosotros y es posible.

Conocí un grupo de personas maravilloso que decidió abandonar un mundo “felizmente” conforme, con trabajos bien remunerados y en la ciudad, por un hogar feliz y tranquilo en el campo. Una pareja que emprendió –hace pocos meses- un sueño, un proyecto de escuela experimental con el fin de brindar oportunidades a su hija que tuvo dificultades en la educación “formal”, debido a su desarrollo especial.

Ubicados en el campo, han conformado un equipo de trabajo que pretende que los niños y niñas sean felices descubriendo su inteligencia de acuerdo a los planteamientos de Howard Gardner, pues éste sicólogo estadounidense reconoce que cada individuo desarrolla de acuerdo a sus habilidades una inteligencia (lingüística, emocional, espacial, lógica, musical, intrapersonal, interpersonal). Éste desarrollo aunque es individual se da colectivamente.

Adentrar a la familia en éste tipo de educación no es fácil, no lo es cuando la costumbre y el hábito de la linealidad están presentes. Además de cambiar estructuras de nuestro pensamiento, pues introducirnos en una nueva educación en donde la naturaleza, los proyectos, la sana alimentación, los valores y la libre expresión -teniendo en cuenta al otro como sujeto y par-, es una concepción que consideramos poco “habitual” para que los niños y las niñas desarrollen sus habilidades.

Hace mucho tiempo no estaba tan cerca de un proyecto de éste tipo, y me hizo muy feliz asistir con mi familia.

Ver a mi hija compartiendo con niños de diferentes edades, jugando, riendo, interactuando en la arena, la arcilla y los juegos, es algo que me llena de alegría y agradecimiento.

Ver la forma en como los niños se acercaron a ella y la acogieron abiertamente, ver sus caritas pintadas de felicidad, en donde la curiosidad y la exploración han sido importantes en su desarrollo.

Además de encontrar a los padres de familia compartiendo a través de un intercambio discursivo, sus propias opiniones, relatar las experiencias y percepciones desde su posición en casa. Compartir a través del alimento, la energía como seres vivos enmarcados por un entorno rico y saludable.

El Tesoro, una experiencia que me y nos invita a seguir recorriendo el camino de la educación alternativa. Espero este proyecto siga adelante y podamos ver más ejemplos como éste, en donde se construyen espacios, en donde se da importancia a temas como el software libre, cursos de robótica para niños a través de Scratch y múltiples actividades alrededor del cuidado y toma de conciencia del entorno, de la naturaleza, del mundo.

Muchos éxitos a ellos y espero sigamos en contacto.

¿Conoces una experiencia similar?  ¿Nos quieres acompañar nuevamente a El Tesoro?

 〈 LadyM  Charlemos 〉

Anuncios

Un comentario en “Y si te arriesgas a llevar a tu hijo a una escuela “diferente”

¡¡Anda, si deseas puedes comentar!! nos alegrará mucho.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s