desagradable-muestra

Trazos de una historia trágica: el primer cambio de pañal

Después de casi 8 años de convivencia, finalmente tomamos la temida decisión.

Tanto pensar, tanta reflexión para decidirnos en ampliar la familia. ¡¡Ya no era suficiente con ser dos!! En el parque, en la biblioteca, en los paseos… algo faltaba. Nos sentíamos a ratos como incompletos.

Y no precisamente la intrepida mascota llenó ese vacío, ah querida Pirinola, cuánto nos divertimos pequeña.

Lo que no sabíamos es que andábamos ya embarazados. Uffff, fué una experiencia hermosa, pero quedará para otro post.

El primer contacto

Y cómo no tener presente y vivo el recuerdo. En un fugaz instante me pasaron aquel frágil cuerpecito cubierto por cobijas, con sus ojitos cerrados y una leve respiración casi imperceptible, solamente en ese momento dije… caramba, es cierto, soy papá.

Le hablé, le susurré algunas palabras al oído. Es un secreto de padre a hija.

Pero pasó muy rápido, y la enfermera se la llevó, me dijo: “hasta mañana papá”. Se la llevó, cerro la puerta.

Yo me fuí a dormir al estacionamiento de la clínica.

Asignatura pendiente: “conviértete en padre”

En ese instante extrañe no haber tenido en el colegio o la universidad una asignatura que se llamara “conviértete en padre”, seguro hubiera puesto mucho cuidado, más si hubiese sido muy práctica.

En “Conviértete en padre” se hablaría de:

  • El sexo embaraza
  • Parto inminente: el momento de ir a la clínica
  • ¿Cómo bañar al bebé?
  • Cambie su primer pañal en menos de 36 minutos
  • Guía práctica para hacer un tetero o biberón
  • ¿Lo vas a cambiar?, cuidado con sus articulaciones
  • Paternidad responsable

Si que me habría ayudado un set de instrucciones estampado como el siguiente:

instrucciones-vestir-bebe

 

El primer cambio de pañal

Llegamos a casa. Ya había terminado el parto. ¿Y ahora qué?

Bueno, en ese pequeño apartamento, ya no eramos dos. Ahora estábamos con ese pequeño ser que llegaba a completar la familia. Además contabamos con la visita de los abuelos.

Era un ambiente raro, se mezclaba la alegría y la tensión. Sudaba y me sentí cansado, como si hubiese tenido un parto chiquito. No sabía que hacer, ni siquiera había imaginado ese momento.

De lo primero que dijeron, porque yo solo escuchaba y obedecía, fue: “hay que cambiarle el pañal”

Y ahí fue. Aún no se de dónde, ni por qué. Pero tome una decisión muy valiente, sin pensarlo mucho… dije, bueno, yo la cambio.

Me sudaban las manos como me sudan escribiendo este recuerdo. Temblé un poco… respiré y ya, no había más. Tome la niña, la puse sobre la cama y lentamente la desarrope.

Inicié a desvestirla, su primera pijama.

Yo solo la miraba a ella, pero sabía que su mamá y sus abuelos me miraban. Si, me hacían una mirada atónita, muy sorprendidos de verme a mi, Wilson, cambiando un bebé, mi primer y único bebé.

¡Cuidado con el brazito! ¡Cójele la mano de esta forma! ¡Desapunta primero ese botón! Me decían, y por supuesto, más nervioso me ponía.

¡Ya tranquilos! Les dije en voz alta, ¡Yo puedo!

Y continué.

La desvestí toda menos el gorro, cuando quité su pañal, confirme en voz alta ¡Si familia, es una niña! –Nosotros no quisimos saber en las eco-grafías su sexo, nos parecía más emocionante dejarlo para el momento del parto

primera vez en casa

 

Limpie rápidamente su colita mientras me decían: “se va a resfriar, hágale rápido”. El temblor en mis manos hizó un efecto de limpieza en espiral, aplique un poco de crema, estudié la forma correcta de poner el pañal ….. la vestí nuevamente, su cobijita… se me aguaron los ojos, respire profundamente, ya lo sabía, lo había hecho, cambié mi primer pañal.

 

Aún cambio pañales

Así fue, así pasó esa fugaz experiencia que no se repite. No imaginé nunca hacerlo, yo me repetía que jamás iba a cambiar un pañal. Pero allí tomé la decisión y hoy, 21 meses después, es uno de los más bellos y satisfactorios recuerdos que tengo.

No sé cuántos pañales van ya, etapa 0 – 1 -2 – 3 y 4. Varias marcas y mucha práctica. Y una manchita blanca en mi mano izquierda, testigo de la crema tras cada cambio de pañal.
desagradable-muestra

Noticia: Hoy, justo hoy hizo su primer popo en el vasito…….. creo que escribí este post a tiempo

¿Recuerdas detalles de tu primer cambio de pañal, compártelos?

〈 pwilsong  CHARLEMOS

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Trazos de una historia trágica: el primer cambio de pañal

¡¡Anda, si deseas puedes comentar!! nos alegrará mucho.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s