¿Qué ha cambiado en mí como mujer, desde que soy mamá?

Ser mamá fue algo que siempre soñé. No puedo decir que en mi familia me hubiesen inculcado que una mujer debía tener hijos, simplemente fue un deseo que floreció con el tiempo.

Les confieso que muy dentro de mi ser, tuve miedo de no conseguir ser madre. Pensé que algo en mí podría no estar bien y me impediría tan anhelado deseo.

De otro lado, siempre imagine la crianza de un hijo, sola. No veía a mi alrededor una persona que me acompañara, o por lo menos no fue esa mi ilusión. Quizá ese pensamiento lo construí con el ejemplo de mi madre, quien decidió afrontar sola mi vida y la suya.

Pero la vida nos sorprende, y fue así como me regaló un compañero de vida con quien decidimos luego de varios años de caminar juntos, ser padres.

Inicialmente mi mente se nubló (creo que la de él también), pensé que no íbamos a lograr quedar embarazados, pero fue allí cuando fugazmente recibí la noticia.

El embarazo fue una temporada de alegría, mimos, comida, angustia y tranquilidad. Una época marcada por todo y por todos. Ser mujer empezó a significar otra cosa dentro de mí. Algo más profundo empezaba a despertarse. No entendía, simplemente dejaba que pasara.

Cuando nació Alana, al sostenerla en mis brazos no supe cómo llamarla, qué decirle. Mi ser era otro… ahora me convertía en protectora, en mamá.

cambios de mamá

Hoy Alana ha tejido en mí cosas desconocidas. Me considero más fuerte, segura y firme. La pereza se fue a un lado. Me preocupa que los alimentos estén más ricos que siempre. La cocina – aunque siempre me ha gustado- se volvió un medio importante para hacerla feliz.

La niña que dije siempre que era, ha florecido dulcemente. El piso se ha convertido en nuestro amigo de juegos; los dulces y los helados, una excusa para compartir.

Tener una hija, mujer, me llenaba de miedo. Siempre considere la exigencia de ejemplo que me asaltaría. Y sin duda, ¡así es!

Pienso en cómo yo como mujer puedo contribuir a la construcción de Alana como una persona sensible, crítica, feliz y auténtica. El discurso machista del que me ha impregnado la sociedad debe cambiar.

Aunque reconozco que soy una simple mujer en el mundo, también sé que soy la mamá de Alana. Y pese a la fuerza que ahora me embarga, el miedo también se ha apoderado de mí. Miedo por ella, por nosotros. Por lo que nos pase, lo que vaya a pasar.

Hoy me siento feliz por la vida que hemos construido. El paso a paso de las decisiones, las tardes de diálogo, han sido cruciales para poder disfrutar la vida de ahora.

Como mujer he cambiado, ahora soy mujer y soy mamá. Ser mamá me dio la fuerza para afrontar con decisión y felicidad mi vida.

Disfruto lo que hago, disfruto mi vida profesional, mi vida como estudiante, pero sobre todo mi vida en familia.

 

Gracias a ti mich, gracias a los dos.

Anuncios

Un comentario en “¿Qué ha cambiado en mí como mujer, desde que soy mamá?

¡¡Anda, si deseas puedes comentar!! nos alegrará mucho.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s