4 formas de contar a la pareja un embarazo!!

¿Menos tiempo en pareja? ¿Será que me va bien? ¿Cesárea o parto normal? ¿Y el cansancio? No quiero rebotes, ni malestar…

 Tomar la decisión de un embarazo no es fácil. Es necesario evaluar diferentes aspectos tales como la salud, el tiempo disponible, las finanzas, pero ante todo el bienestar emocional…

Nosotros, luego de 7 años juntos nos decidimos. Iniciamos un proceso para quedar embarazados. Cuidado de alimentación, ejercicio, exámenes, ayudados de la lectura en varios sitios web.

Luego de varias visitas al ginecólogo, de exámenes, de continuos cuidados… nos estábamos desesperando un poco, pues las cosas no se daban y ya habían pasado algunos meses. Tal vez la ansiedad no ayudaba mucho. Nos dimos un lapso de tiempo más para el último intento y mientras ello más exámenes.

Dentro de todos los análisis que me habían hecho, había quedado pendiente una ecografía para revisar el estado del útero. Ese día no fuimos juntos, pero no le prestamos mayor atención a ello  pues sólo era un examen.

Fui sola –o al menos eso pensaba-. Mientas esperaba en la sala imaginaba cómo sería ser mamá, cómo sería estar embarazada, qué se sentiría. Soñaba con un bebé y en nuestro rol como padres.

 

Más que un examen

Ingrese al consultorio y recibí las instrucciones del procedimiento. De pronto, la doctora sorprendida me dice “pero si ya estas embarazada”. En esos momentos la sorprendida fui yo, mi cuerpo se congelo, empecé a temblar. Mientras eso, la doctora me mostraba la pantalla del computador y allí un pequeño círculo. No era posible, pensé. Esa era la pequeña vida que ya estaba creciendo dentro de mí. Sentí una necesidad inmensa de sentir la mano de mi esposo, pensé en cuál hubiese sido su rostro con la noticia. Asombrada, un poco incrédula, y con mucha ansiedad pensaba que definitivamente una cosa es prepararlo y otra saber que ya llegó.

La doctora por su parte me explicó que todo estaba bien y lo que más me inquieto fue que me hubiese dado la fecha posible de parto.

Salí de allí corriendo con los resultados de la ecografía en la mano, con la noticia de esa pequeña vida que nos acompañaba y con la mente nublada. No sabía qué hacer, qué ruta tomar. Lo primero que hice fue llamar a mi mamá, a mis tías y a mi abuela, quería gritarles la noticia pero sabía que no era buena idea, les pregunté cómo estaban, qué tal día habían tenido. A él no lo llame, sabía que no atendería mi llamada porque estaba en una reunión de trabajo. Además me encontraba demasiado nerviosa para hablarle.

¿Cómo decirle que estamos embarazados?

Me dirigí a almorzar, al llegar al restaurante no pude comer. Era como si mi boca se hubiese cerrado gracias a los nervios que se habían apoderado de mí.

Salí de allí pensando en cómo iba a darle la noticia de que éramos papás. Imagine varias situaciones:

 

  • Tal vez era mejor simplemente entregarle una hoja con el mensaje

Mensaje embarazo.png

  • Y si le escribo una pancarta y apenas él entre al apartamento reciba la noticia

Serás papá

Quería brindarnos un momento inolvidable como la situación. Un momento que permaneciera en nuestras mentes, maravilloso y especial.

Se me ocurrió comprar unos pequeños zapatos rojos como los que él utilizaba, así que emprendí la búsqueda, aunque con poco dinero mi afán era encontrar los precisos. Caminé y caminé y no lograba encontrar lo que quería. Luego en el bus camino a casa, intenté pensar en otras opciones pero seguía muy nerviosa. Sentía mariposas en mi estómago, no podía hablar.

Llegué a casa sin los pequeños zapatos rojos. Pero con unas ganas impresionantes de buscar en Internet acerca de los cuidados del embarazo. Leí algunos blogs, algunos consejos de alimentación y ejercicio.

De repente sonó el teléfono, era él quien me indicaba que ya estaba camino a casa. Me preguntó cómo me había ido. Muy nerviosa y feliz conteste que bien. Pero no ahondamos en la conversación.

Cuando por fin llegó, me encontraba impaciente. Toda la tarde sola con la noticia me había parecido una eternidad. No pude contener mi afán, le insistí en que me hiciera un masaje en la espalda, le dije que no aguantaba el dolor. Pensé en que entre más rápido le comentara la noticia, mi cuerpo descansaría.

Nos dispusimos para el masaje, luego de varios minutos gire mi cuerpo para sentarme y fue allí cuando su mirada se centró en mi pancita y en el mensaje que de color azul allí se reflejaba,

Hola papi

Sus ojos se sorprendieron, se llenaron de lágrimas al igual que los míos. Y un abrazo profundo fue la respuesta mutua a una inmensa felicidad. Una felicidad que nos hizo mudos, que nos unió, que nos hizo más que uno solo.

 

La versión del papá

Con sólo leer el título de éste post “El día que nos enteramos del embarazo”, dije, es en plural, también voy a dar mi aporte, y aunque me cuesta mucho recordar, aquí va.

Era otro día de abril, y uno de los últimos exámenes de preparación del embarazo. En esas fechas intentábamos todo para lograr el embarazo: miles de posiciones, juegos de fechas, bebidas afrodisiacas mágicas. Y nada.

Llegando del trabajo en horas de la noche, como de costumbre, nos sentamos a conversar un rato. Por alguna razón, le solicite a ella me prestara su celular, lo primero que apareció fue el navegador con algunas páginas relacionadas con cuidados del embarazo. Ni atención le presté.

Luego entramos a la habitación, y le estaba haciendo un delicado masaje en la espalda. De repente, se dio media vuelta, y el mundo se redujo al mensaje escrito en su estomago, “Hola papi” decía. Recuerdo que quede inmóvil, se me aguaron los ojos, intenté ver su cara pero solo podía identificar su sonrisa. Recuerdo ahora, que puse muy delicadamente una mano en su estómago y nos dimos un prolongado y silencioso abrazo.

De pronto, estábamos ambos recostados en la cama mirando al techo y cogidos de la mano. El tiempo avanzaba y otro ser ya nos acompañaba.

Y tú, ¿cómo le contaste o has pensado contarle a tu pareja sobre el embarazo?

Anuncios

5 comentarios en “4 formas de contar a la pareja un embarazo!!

  1. Lorena dijo:

    Qué bonito! Lo mio también fue con un test de embarazo, lo que lo dejó muerto fue la noticia de que eran 2, yo le dije que estaba contentísima y que sólo quería que fueran del mismo sexos. Como nos reímos cuando lo recordamos😅😅😅😅

    Le gusta a 1 persona

  2. srajumbo dijo:

    Pues mira yo tenía mil planes de como hacerlo de forma original. QUise enviarle una carta, por correo tradicional, y que se enterase por el cartero. Pero a la hora de la verdad estaba tan emocionada que a la mierda todo, se lo dije con el test en la mano jajaja.

    Le gusta a 1 persona

¡¡Anda, si deseas puedes comentar!! nos alegrará mucho.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s