Hija ¿y si volvemos al pañal?

Y de esos detalles que se me dificultan, de esos que aún no puedo superar y que no entiendo aún como hacen todas ustedes.

Bueno, resulta que, no es secreto, nosotros salimos mucho.

En el pueblo, a ratos sufrimos de activitis, y vamos a un sin número de actividades que organizan las alcaldías cercanas, organizaciones y centros comerciales. Además somos muy amigos de los parques y los paseos.

Entonces el día va bien, estamos cansados pero felices. Quizás en el parque, en la calle, o en el restaurante, todo va bien hasta que dice:

Papi tengo chichi, a veces solamente dice chichi.

Papi tengo popó.

Y para mí sí que es difícil acompañarla a hacer sus necesidades fisiológicas. No me gusta, he entrado a unos baños públicos tan sucios que… simplemente no me gusta.

Últimamente opto por eludir ésta responsabilidad y dejársela a mamá. Y entonces pienso, en éste caso si me hubiera gustado que fuese un niño, y orinase de pie. O al menos encontrar la siguiente señal

el baño de niñas

Sin embargo cuando toca, toca.

Claro hija, vamos y te acompaño.

Fabuloso, el baño esta limpio, no hay problema, no tenemos que hacer acrobacias… y entonces la pregunta del millón

¿Papi, ese se baja solo?

Pues si. A Alana le espantan los inodoros con descarga automática, aquellos de sensor. Así que si es un baño full equipo, no hay de otra a buscar otro lugar.

Corremos, preguntamos (afortunadamente es muy fácil que le presten un baño en cualquier comercio), así que llegamos a otro baño, de éstos de palanquita o botón, no hay lío.

¿O si?

¡El papel! No me logro acostumbrar a cargar papel. En una de cada diez llevo papel a la mano, en otras pocas el baño tiene papel higiénico.

Por eso es una de mis grandes dificultades.

Los cambios comienzan en casa

A partir de éstos no pequeños detalles y por cuestiones esencialmente de higiene. Llevo ya varios meses orinando sentado en mi casa y en baños familiares en los cuales confío en su limpieza.

Vaya sorpresa, cuando me encontré un artículo sobre los hombres que mean sentados y desde allí explore un poco sobre los beneficios para la salud que éste hábito puede traer.

Y si, ya sé, puede ser difícil, se trata de una idea que puede afectar las sensaciones de masculinidad, ya que se trata de una fuerte tradición. Sin embargo es interesante encontrar diferentes iniciativas casi todas gubernamentales para motivar a hombres de todo el mundo a sentarse en el inodoro para orinar.

Por lo pronto voy a definir una imagen para pegar en el baño de mi apartamento que lea: “Aquí todos orinamos y cagamos sentados”. Así que amigo, si piensas venir a visitarme entrena para utilizar sentado el inodoro.

10 Comments

  • 30 y… y mamá
    Posted February 11, 2019 3:50 pm 0Likes

    Pues mira curioso pero sin duda positivo me parece una acción estupenda

  • thelamel
    Posted February 4, 2019 3:27 pm 0Likes

    Totalmente!!! Limpiar, poner papel encima pero aun asi siemore queda la semsacion que no es suficiente!!

  • Mis Chic@s y yo
    Posted February 3, 2019 12:29 pm 0Likes

    Si es que cómo cuesta utilizar los baños públicos cuando son peques… A mí me pasaba lo mismo cuando mis hijas eran peques. Una buena idea lo de sentarte en el baño 😉

    • Wilson – Papá DivertidOOs
      Posted February 3, 2019 9:33 pm 0Likes

      SI, parece que es un lío para la mayoría de nosotros. Todo indica que todos hemos pasado por lo mismo, y eso que en algunos sitios existe el baño adicional para niños.

  • Vero de La Opinión de Mamá
    Posted February 2, 2019 3:40 am 0Likes

    Ostras, pues no sabía yo los beneficios que traía el hacer pis sentados…

    • Wilson – Papá DivertidOOs
      Posted February 3, 2019 9:35 pm 0Likes

      Pues algunos estudios hablan de beneficios en la salud, específicamente en la próstata. Fuera de todos los beneficios de higiene.

  • Ana González Fernández
    Posted February 2, 2019 2:20 am 0Likes

    Aaaay lo de los baños públicos es todo un reto con nuestros peques jajaja, como bien dices si no está sucio no tiene papel, o a saber que te puedes encontrar, y dan ganas de meterle de nuevo el pañal. Yo procuro tener toallitas húmedas para limpiar lo máximo, y después ponerle papel. Bonito blog, saludos!

    • Wilson – Papá DivertidOOs
      Posted February 3, 2019 9:37 pm 0Likes

      Si, también intento limpiar, aunque siempre queda la sensación de suciedad e infecciones, claro que dicen que la orina no transmite infecciones al contactar con la piel… sin embargo no deja de ser difícil. Gracias por el cumplido Ana, Saludos…

Si deseas puedes comentar, nos alegrará mucho

Únete a nuestra comunidad de parejas y papitos… y llévate la guía

Sigamos en contacto

Divertidoos 2019 | Otro sitio realizado por I'MUP

Derechos reservados 

A %d blogueros les gusta esto: