Ahora somos 4 ¡bienvenida Iris!

Trasnochadas, veterinario, regaños, juegos, cirugías, moto-salidas…. Un recuerdo hermoso tenemos de pirinolita.

Gracias niña, contigo aprendimos nuestras primeras lecciones de maternidad y paternidad.

¡¡Tienen una gata!!

Y vaya que no fué fácil estar con Pirinola.  Ella llegó a casa cuando estábamos iniciando el embarazo, y desde ese momento, hasta que Alana ya tenía algunos meses, fue una lucha antagónica con buena parte de las familias.  Todo por la sombra de la «toxoplasmosis» y una cantidad de mitos que recaen sobre éstos pequeños felinitos.

Así que nos dedicamos a cuidar a Pirinola de posibles infecciones para evitar cualquier imprevisto de salud no deseado.   Y si bien, luego de unos meses de nacida Alana, tuvimos que darla en adopción, Pirinola representó un afecto muy grande y dejó un vacío en alguna parte de la casa y nuestras emociones.

Volvemos a mascotear

Luego de más de cuatro años, finalmente nos decidimos por volver a tener una mascotica en casa.  Así que iniciamos recorrido por fundaciones y veterinarias, hasta que un animalillo nos enamoró.

No fue una vaca, ni una jirafa, ni una elegante avestruz. Tampoco un hamster ni una serpiente. Quien nos enamoró fue otra pequeña vertebrada mamífera: una felina, de unas semanas de nacida, cuya fecha de nacimiento, al parecer coincide con la mía -entonces vamos a celebrar cumpleaños de nacidos el mismo día-.

Camino a casa, cargando a la gatica recién adoptada, la tarea fue pensar en su nombre. Rápidamente Alana lanzó su primera propuesta «Arcoíris», y nos gustó tanto que luego pensamos en más nombres, pero finalmente quedó «Iris» o «Arcoíris».

Una de las razones, por las cuales más tardamos en tomar la decisión fue la excusa de los viajes, si salimos tanto y pensamos realizar viajes más largos….   cómo le vamos a hacer con una mascota.

Habrá que pensar en soluciones:  un hogar de paso -quizás dónde las familias-,  alguien encargado de su alimentación, convertirla en «Iris la gata mochilera» …..

Iniciamos un nuevo camino, llega otro pequeño ser a nuestro hogar, con sus cambios, alegrías y sufrimientos. Por el momento esperamos que se adapte a la familia DivertidOOs, este bien de salud, y ya miraremos que viene.

¡Bienvenida a nuestra forma de vida Iris!

Si deseas puedes comentar, nos alegrará mucho

Únete a nuestra comunidad de parejas y papitos… y llévate la guía

Sigamos en contacto

Divertidoos 2019 | Otro sitio realizado por I'MUP

Derechos reservados 

A %d blogueros les gusta esto: